martes, 10 de abril de 2018

'El Boli' sobre Marlin: “Ella quería que el cadáver no apareciera”


  • 'El Boli' sobre Marlin: “Ella quería que el cadáver no apareciera”
Santo Domingo
Simón Bolívar Ureña “El Boli” le declaró al tribunal que conoció su anticipo de pruebas que Marlin Martínez, madre de Marlon, principal acusado del asesinato de Emely Peguero, no quería que el cuerpo de la adolescente fuera hallado.
Esto así a pesar de que le había prometido en varias ocasiones a “ El Boli” y a su hermano que entregaría a su hijo y al cadáver de la niña, solo cumplió con la primera parte.
La segunda, el cuerpo de la adolescente degollado, y en estado de descomposición fue hallado en una carretera en Cayetano Germosen una semana después de haber sido brutalmente asesinada.
“Ella fue a mi casa buscando refugio, cuando ella fue a mi casa la sentí que fue buscando refugio, cuando fuimos a la finca, la cosa cambió: ella quería que el cadáver no apareciera, porque no quería que su hijo cayera preso, pero el hermano de ella se emburujó con ella”, dijo “El Boli” al tribunal en su declaración anticipada.
En esa misma declaración Marlin explica que si su hijo cae preso podría ser asesinado en la cárcel en base a la acusación de la que era objeto: el asesinato de la que hasta ese momento era su novia, y que se encontraba en estado de gestación.A lo largo de todo el proceso “El Boli” ha defendido que Henry Martínez, hermano de Marlin, no tiene responsabilidad penal en el caso, ya que fue la persona que la convenció de entregar a su hijo Marlon explicándole que a él no le pasaría nada en prisión.Henry se encuentra en prisión cumpliendo tres meses de preventiva, acusado de asociación de malhechores y de ocultamiento del cadáver de la adolescente.Simón Bolívar Ureña ya cumplió seis meses de prisión preventiva y de ser acusado pasó a ser el testigo estrella del Ministerio Público en el caso de asesinato de la adolescente. Arribó a un acuerdo basado en el “criterio de oportunidad” que establece el Código Penal dominicano, por el cual se cesa una investigación sobre una persona a cambio de que esta colabore en el proceso de investigación.