martes, 30 de octubre de 2018

Un total de 55 detenidos, entre ellos dominicanos, en el mayor golpe a los narcopisos en Barcelona

  • Un total de 55 detenidos, entre ellos dominicanos, en el mayor golpe a los narcopisos en Barcelona
EFE
Barcelona (España)
La Policía regional catalana dio hoy un golpe a los llamados "narcopisos" en Barcelona, con una gran operación que se saldó con 55 detenidos y el registro de 40 edificios en la Ciudad Vieja.
La operación contra las viviendas usadas para la venta y consumo de drogas (conocidas como "narcopisos" en España) empleó a 850 agentes de la policías regional y local, y se dirigió contra una de las redes de narcotraficantes más importantes de la ciudad, cuyos principales responsables son dominicanos, aunque hay detenidos de varias nacionalidades.
El consejero regional de Interior de Cataluña, Miquel Buch, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, destacaron en rueda de prensa la importancia de la operación y recalcaron que este operativo demuestra que no habrá "impunidad" contra el tráfico de drogas en esta ciudad.
"Ha sido un ataque directo a la red de distribución de droga en Barcelona a través del fenómeno de los narcopisos", resaltó Buch.
Los "narcopisos" son viviendas generalmente ocupadas ilegalmente en los que se instalan delincuentes que se dedican a la venta y consumo de sustancias estupefacientes de todo tipo.
Colau, cuya gestión ha sido criticada por la oposición municipal por el aumento de la pequeña delincuencia en Barcelona, señaló que esta operación "no es flor de un día" y que espera que gracias a la investigación se pueda dar "un paso más en la lucha contra la impunidad" y se pueda ir contra los responsables de estas redes.
Los problemas que generan por los "narcopisos" ha sido motivo frecuente de protestas entre los vecinos de los barrios afectados por la inseguridad que generan y la consiguiente degradación de las condiciones de vida vecinal.
Esa situación no solo afecta a Barcelona pues en Madrid, por ejemplo, el pasado marzo muchos vecinos de barrios del centro de la capital colgaron trapos rojos en sus balcones y ventanas para denunciar la misma situación.