lunes, 12 de noviembre de 2018

Caso Pascual Cabrera cubierto de asesinatos

  • Caso Pascual Cabrera cubierto de asesinatos
    Jesús Pascual Cabrera cumple prisión preventiva por lavado de activos, sicariato y narcotráfico.
  • Caso Pascual Cabrera cubierto de asesinatos
Florentino Durán
La Romana
Ocho personas han sido asesinadas, todas con vínculos al caso judicial seguido al supuesto narcotraficante Jesús Pascual Cabrera, mientras 15 individuos son procesados en una nueva historia de sicariato que ya alcanzó un nuevo capítulo de siete reenvíos, cuando la jueza Franchesca Silvestre, de la Oficina Judicial de Atención Permanente, se inhibió del conocimiento del caso la pasada semana.
A finales del mes de agosto, fuerzas combinadas, incluyendo a agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) abatieron, en un operativo por aire y tierra, a Junior Sosa Valdez, de 23 años de edad, y Francisco Javier Camacho, alias Javielito, de 29, hijo de Niño Pata Corta (fallecido), quienes fueron acusados de integrar una banda de delincuentes autores de múltiples asesinatos.
En ese operativo participaron 20 fiscales y más de 200 agentes de la Policía y la DNCD, y contó con apoyo de la DEA, de Estados Unidos.
Al grupo se le atribuye las muertes de César Alexander Sánchez Ortiz (Caballón), Lalane Antonio Camacho Castro, Juan Francisco Piña Mateo (Francis Boutique), José Bienvenido Marte Mercedes y José Mir Paulino (Lenny), con las que suman ocho las muertes, incluidos tres miembros del grupo, acusados de sicariato.
La muerte violenta más reciente, que las autoridades vinculan al caso, fue la de Robelín Peña Guerrero, de 27 años, quien estaba prófugo. A este se le atribuyen cuatro asesinatos y haber tiroteado la jeepeta del pelotero de Grandes Ligas, Fernando Abad.
Las circunstancias
El suceso ocurrió en el residencial Las Orquídeas, donde Peña Guerrero recibió cuatro disparos, según certificó el médico legista, Bienvenido Senfis, quien examinó el cadáver, que posteriormente fue depositado en la morgue del hospital doctor Arístides Fiallo Cabral, del Seguro Social.

El reporte indica que fuerzas de seguridad irrumpieron en una casa donde se ocultaba, en el referido sector, luego de darle seguimiento, bajo la sospecha de que era el supuesto autor del asesinato del abogado, Santos Cedeño, ocurrido dos semanas antes, y quien fue acribillado en el interior de la jeepeta, cuando esperaba que su hijo saliera de un colegio, en pleno centro de la ciudad.
La muerte de Robelín ocurrió en el mismo momento cuando se conocía la audiencia, el pasado martes, donde la magistrada tomó la decisión de inhibirse de continuar conociendo el proceso, después de que el abogado de Cabrera, Tomás Castro, depositara una querella ante el Consejo del Poder Judicial, con la que se pospone por séptima vez el conocimiento de la medida de los involucrados en el caso.
Las autoridades sostienen que Robelín habría dado muerte a Sammy Rafael Báez Obispo, Alexis Montás Guerrero (El Primo o El Menor); Juan Francisco Piña Mateo (Francis Boutique) y a Santos Cedeño, este último abogado y pastor.
Sammy Rafael Báez Obispo fue asesinado frente a su residencia la noche del 20 de julio del 2014, por dos individuos que le reclamaban un dinero, producto de un supuesto “tumbe” de drogas, pocos días después de este haber llegado desde los Estados Unidos.
En tanto que Alexis Mota Guerrero, alias El Primo o El Mejor, fue muerto a tiros el 16 de agosto del 2017, cuando desconocidos que irrumpieron en la cafetería del área de El Monumento le dispararon a quemarropa.
Mientras que el comerciante Juan Francisco Piña Mateo, conocido como Francis Boutique, de 56 años, fue encontrado muerto de un disparo en el interior de su establecimiento, el 27 de marzo de este año.
Las autoridades también sostienen que Robelín habría sido responsable de tirotear la jeepeta del pelotero de Grandes Ligas, Fernando Abad, cuando la unidad estaba estacionada en el parqueo del estadio Francisco Micheli y éste realizaba prácticas el pasado 27 de julio.
En torno al asesinato del abogado y pastor, Santos Cedeño, quien fue atacado a tiros en el interior de su jeepeta cuando procuraba a un hijo suyo en el colegio Arca de Cristo, en pleno centro de la ciudad, Raisa Núñez, vocera del Comando Regional Este de la Policía, informó que continúan las investigaciones “para establecer los motivos y los autores intelectuales”.
Las autoridades vincularon al supuesto sicario como parte de la banda que, según afirman, dirigía Jesús Pascual Cabrera, quien está en prisión preventiva por lavado de activos, y enfrenta otro proceso por sicariato y narcotráfico.