miércoles, 21 de noviembre de 2018

Más 4 millones venezolanos se han ido de su país en régimen Maduro


imagen
CARACAS.- Más de 4 millones de venezolanos han emigrado luego de que Nicolás Maduroasumiera la presidencia de Venezuela en el 2013. Esta cifra fue brindada por la empresa Consultores 21. Se espera que para final de este año la suma alcance los4.6 millones.
Esto quiere decir que a fin de año, al menos el 18% del total de la  población de Venezuela -estimada en 31 millones de personas- habrá migrado a otros países.
“Hablamos de una tendencia por análisis teórico de acuerdo con lo que ha sido el flujo hasta ahora”, explica el coordinador del estudio, Marcos Hernández.
“El éxodo venezolano es una crisis humanitaria por el incremento del flujo descontrolado procedente de Venezuela que data desde 2016”, agregó.
El estudio muestra que antes de la presidencia de Hugo Chávez, de Venezuela habían emigrado 140,520 ciudadanos, un número que alcanzó las 786,916 personas durante la presidencia de Chávez (1999- 2013).
Los cálculos, con respecto a sus informes anteriores, denotan una leve desaceleración en el flujo de salida estos últimos meses, pero ello no significa una reversión de la tendencia.
“Aunque el deseo de migrar disminuya (con respecto a la medición del trimestre anterior), no significa que se detiene el proceso de diáspora”, dice la encuesta.
El estudio además señala que el 38% de los encuestados en Venezuela quiere irse del país. De este grupo, el 58% espera irse entre lo que queda de este año y el próximo.
El estudio concluye que los migrantes que saldrán próximamente  de Venezuela, son una población muy vulnerable, pues no cuenta con suficientes recursos para un viaje de ese tipo.
De los consultados que quieren marcharse, el 39% aseguró no saber de dónde sacará el dinero para irse. El 47% lo hará con ayuda de un familiar radicado afuera. Solo el 12% afirmó que se marchará con el dinero que ha ahorrado.
La mayoría de los migrantes de Venezuela apuntan esencialmente a Colombia, Perú, Ecuador, Estados Unidos, España, Argentina y Panamá, países donde se concentra la diáspora hasta ahora y que, por ya contar con familiares y amigos, representan los destinos donde los migrantes esperan comenzar una nueva vida.